“NO SE TRATA DE BUSCAR QUE TODOS PIENSEN COMO NOSOTROS”


Con “la llegada del papado de Jorge Mario Bergoglio, como él mismo lo ha subrayado en su exhortación Evangelim Gadium el Concilio Vaticano II, Evangelii Nuntiandi de Pablo VI y Aparecida dan el tono a con su aporte a las exigencias que le ha impreso a su ministerio petrino”.

Buscar en el discernimiento

Asimismo el Cardenal ha subrayado sobre el proceso sinodal: “No se trata de buscar que todos piensen como nosotros pensamos, sino buscar en el discernimiento, en la confrontación no en el enfrentamiento la fecundidad de la acción de la gracia para el bien de todos”.

“Recordemos el episodio de Pedro y Pablo en Jerusalén que nos narran en los Hechos de los apóstoles, del respeto a la diversidad  surgió con mayor empeño la vocación misionera que abrió las puertas a la evangelización”, ha dicho.

También ha indicado que “la pandemia del Covid-19 nos ha puesto en evidencia de la fragilidad de la condición humana”, por ello “es la oportunidad de abrirnos al espíritu para pedir la fuerza y el coraje que proviene de la gracia, que superan nuestros miedos, en confianza del poder transformador del Evangelio”.

De igual forma “hagamos memoria viva de la historia de nuestra Iglesia para asumir lo bueno y desechar lo caduco. Como Iglesia latinoamericana tenemos el deber de ofrecer lo propio, la alegría y la cercanía con los más débiles, la construcción de un mundo más equitativo y justo en medio de las contradicciones de la pobreza y la exclusión”.

Asunto de toda la Iglesia

Por otra parte, el Cardenal Porras ha señalado que “una de las expresiones de la renovación eclesial ha sido la asunción de los sínodos episcopales”, los cuales “en parte son herencia de la vida plurisecular de la Iglesia con la dimensión universal que no habían tenido antes”.

Por tanto “si la vida de la Iglesia es asunto de todos sus miembros es normal que se implementen realizaciones concretas que le den cuerpo a esas exigencias primarias. Hablamos hoy de clave sinodal y ministerial, es decir, sinodalidad hace referencia a caminar juntos y ministerialidad al cuerpo visible de la misma”.

De allí que “la creación de organismos de consulta se pasa ahora a otro estadio ¿cómo elaborar y tomar decisiones a la luz de los consensos que se van dando en la Iglesia? Uno de esos instrumentos es el sínodo de los obispos, que el Papa Francisco ha presentado la necesidad de renovación en clave no solo episcopal, sino eclesial”.

Es lo que está en camino novedoso de cara al próximo sínodo que sea fruto de una amplia participación para que sea reflejo de una vida real y de los anhelos de todos los bautizados, que nadie se sienta excluido, por supuesto que esto exige madurez, reflexión, trabajo, compartir y poner sobre la mesa lo que en miles de comunidades se está desarrollando en todo el mundo.

 Tomado de: Prensa CELAM
   

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Sigue mi blog

Únete a 205 seguidores más

Encuentra nuestros libros recomendados en:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: