El clericalismo no es un fenómeno nuevo en nuestra Iglesia de América Latina y El Caribe, más bien es una de sus deformaciones más fuertes, como lo afirma el Papa Francisco que lo considera como “una permanente tentación de los sacerdotes, que interpretan el ministerio recibido como un poder que hay que ejercer más que como un servicio gratuito y generoso que ofrecer” (CV 98). Para el Papa, el clericalismo es la raíz de muchos males en la Iglesia y un obstáculo mayor en el camino hacia una Iglesia sinodal, pues lleva a olvidar la verdad de que todos compartimos la gracia del bautismo y el don del Espíritu y por ello, todos somos miembros del Pueblo de Dios. Vale recordar que “todos ingresamos a la Iglesia como laicos”, dado que el primer sacramento que recibimos y que “sella para siempre nuestra identidad, es el bautismo” (CV 98).

Como se enfatizó en el Sínodo de la Amazonía, al reconocer plenamente la sinodalidad como una dimensión constitutiva de la Iglesia, estamos urgidos a hacer un camino de conversión para “superar el clericalismo y las imposiciones arbitrarias” (SA DF 88). De este modo prevenimos un posible daño que él puede causar, es decir, de apagar poco a poco “el fuego profético que la Iglesia toda, está llamada a testimoniar en el corazón de sus pueblos” (SA DF 88). Todos los miembros del Pueblo de Dios estamos llamados y llamadas a emprender caminos de conversión, porque el clericalismo no es sólo una tentación de los sacerdotes, sino también de los obispos, así como de los religiosos, religiosas, laicos y laicas. A los obispos, el Papa les llama explícitamente a que huyan del clericalismo y les recuerda que decir no a los abusos, sean de poder o de cualquier otro tipo, significa decir no con fuerza a todo tipo de clericalismo. A la vez, en reiteradas oportunidades, él enfatizó en sus discursos dirigidos a laicos y laicas que también ellos deben cuidarse mucho de esta tentación. Acojamos entonces el llamado del Espíritu a convertirnos a la experiencia y vivencia sinodal en este tiempo de gracia que es la Asamblea Eclesial y su proceso de preparación.

 Fuente: DOCUMENTO PARA EL CAMINO “Hacia la Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe”
  

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Sigue mi blog

[jetpack_subscription_form show_subscribers_total=»true» button_on_newline=»false» custom_background_button_color=»#0032a3″ custom_font_size=»16px» custom_border_radius=»0″ custom_border_weight=»2″ custom_border_color=»#0032a3″ custom_padding=»15″ custom_spacing=»5″ submit_button_classes=»no-border-radius has-16-px-font-size has-0032-a-3-border-color has-text-color has-white-color» email_field_classes=»no-border-radius has-16-px-font-size has-0032-a-3-border-color» show_only_email_and_button=»true»]

Encuentra nuestros libros recomendados en:


NO TE PIERDAS NADA

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.

ÚNETE A NUESTRA LISTA

Suscríbase a nuestra lista de correo y reciba todas las actualizaciones en su bandeja de entrada de correo electrónico.

Thank you for subscribing.

Dirección de correo electrónico no válida