Guías Homiléticas -- XVII DOMINGO ORDINARIO

Gn 18, 20-32 / Sal 137, 1-2a.2bc-3.6-7ab.7c-8 / Col 2, 12-14 / Lc 11, 1-13
  •  
24 JULIO

Del santo Evangelio según san Lucas  11, 1-13

Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos”. Él les dijo: “Cuando oren, digan: ‘Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación’”.

Y les dijo: “Supongan que alguno de ustedes tiene un amigo, y viene durante la medianoche y le dice: ‘Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle’; y, desde dentro, aquel le responde: ‘No me molestes; la puerta ya está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos’; les digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por su importunidad se levantará y le dará cuanto necesite. Pues yo les digo a ustedes: pidan y se les dará, busquen y hallarán, llamen y se les abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abre. ¿Qué padre entre ustedes, si su hijo le pide un pez, le dará una serpiente en lugar del pez? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si ustedes, pues, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que le piden?”.

Palabra del Señor.

EL SEÑOR NOS ENSEÑA A ORAR Y PERSEVERAR PARA ALCANZAR SU AMOR

Lo que pide el discípulo a Jesús es que le enseñe a orar, porque requiere algo distintivo de cualquier otra comunidad de escuelas que había en aquella época, cualquier escuela seguramente tenía sus fórmulas para orar.

Jesús dedica si vida a la oración, si él es el maestro cuanto más los discípulos necesitan de identificarse con lo que hace el maestro y se convierte su oración en modelo para que ellos lo sigan, es decir quieren identificarse con el Maestro no sólo en su oración, sino que esta oración pasa como algo esencial del evangelio hoy. Entonces la oración, puede ser espontanea, pero requiere educación, vida de disciplina, perseverancia, estar atento, cercano, como quien dice la mejor escuela de oración está en Jesús que dedico muchas horas a prepararse en la oración. Notemos la respuesta de Jesús La oración del padrenuestro, es concentrar lo esencial de nuestra suplica: reconocer al padre como Señor, santificar su nombre, petición (venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad), acción de gracias (danos hoy el pan de cada día), perdón y suplica final (no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal).

ABRAZAR LA CRUZ

La oración del padrenuestro tiene las dos dimensiones: ascendente y descendente, trascendente e inmanente, vertical y horizontal… en fin, en la oración se dan todas las formas de dirigirse al Padre y esperar confiado de él. Vemos que las dos partes están bien explicadas, padrenuestro que estás en el cielo: el hombre levanta su mirada al padre, desde su explosión interna, de donde brota cualquier forma de oración… hágase tu voluntad en la tierra como el cielo (donde acontece toda la historia de todos los seres humanos: “cielo y tierra pasaran pero mis palabras no pasaran…”), como también nosotros (relación horizontal con mi prójimo, el más cercano a mí).

LA RELACIÓN CON EL PADRE

Padre (relación del hombre con Dios-Padre) Si la relación de amor entre novios o esposos, es de intimidad, de irse identificando en toda su vida, cuanto más la oración que el hijo le ofrece al Padre, toda la vida de Jesús estaba rodeada en esta relación con el Padre, será que así mismo toda nuestra vida gira en este núcleo central de oración.

Esto pasa a ser significativo, porque pasa por la relación íntima de “Abba” (la forma aramea de decir “papá”, “papito”), esto implica afecto y reverencia, al mismo tiempo que lleva implícito obediencia con el Padre. Santificado Solo Dios puede manifestarse tal como es, en su santidad, pero también en su misericordia. Venga a nosotros tu reino (relación de encarnación: Dios desciende sobre nosotros encarnándose en la historia y el amor de Dios se hace presente en las peticiones personales). Si nosotros podemos orar, es porque Jesús ora dentro de nosotros, el Espíritu ora en nosotros con sonidos inefables, por eso es que pedir que el reino venga a nosotros no es otro que una respuesta espontánea del espíritu que habita en nosotros, impregna toda nuestra vida, es la oración La revolución viene en forma descendente. La petición, hágase tu voluntad, es una intención que brota espontáneamente y toca nuestra vida, la vida de los demás y toda nuestra historia. Como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden (relación entre hermanos como comunidad).

De donde viene el perdón, quien no perdona no se abre a la experiencia de Dios, porque el perdón viene de Dios que es una gracia, es una bendición, es una gracia poder perdonar, no es sólo una acción humana, sino una gracia que ya está en el corazón del hombre, de ahí nace el verdadero perdón, Si yo tengo una relación con Dios, o tengo una experiencia de perdón y amor, es fácil reconocer el perdón como respuesta a ese mismo amor. Pareciera que nosotros fuéramos los protagonistas del perdón, pero lástima que si así pensamos no hemos descubierto el verdadero perdón del amor del Padre, nosotros somos capaces de perdonar porque él ya nos perdonó, porque el perdón que Dios nos da no es una recompensa como si fuera una consecuencia normal de la vida (le perdón es algo extraordinario, es divino, es lo más extraordinario del evangelio), quiere decir que el mismo texto nos enseña a descubrir el verdadero sentido del perdón y así surge la consecuencia generosa del amor de Dios-Padre que ha sido derramado en nuestros corazones (Rm 5,5) como don de paz, como don de alegría, como don de generosidad, como don de perdón que habita nuestro corazón.

En fin, orar sin desfallecer, orar en constancia… pero en últimas lo que quiere decir este texto es esperar sin desfallecer, siempre Dios responde mi oración, no queda al vacío, pero Dios responde de acuerdo a lo que él quiere.

EN CAMINO SINODAL

La oración del «Padre nuestro» hunde sus raíces en la realidad concreta del hombre. Por ejemplo, nos hace pedir el pan, el pan cotidiano: petición no sencilla pero esencial, que dice que la fe no es una cuestión «decorativa», separada de la vida, que interviene cuando se han cubierto todas las demás necesidades. Si acaso, la oración comienza con la vida misma. La oración —nos enseña Jesús— no inicia en la existencia humana después de que el estómago está lleno: sobre todo anida en cualquier parte que haya un hombre, cualquier hombre, que tiene hambre, que llora, que lucha, que sufre y se pregunta «por qué». Nuestra primera oración, en un cierto sentido, ha sido el vagido que acompañó la primera respiración.” (Catequesis del papa Francisco, 12 de Diciembre de 2018).

CAMINO ECO-TEOLÓGICO

Esto significa poner en manos de Dios nuestra vida, el que le da sentido a la vida misma es el Señor, el Padre donde ponemos nuestra confianza, nuestra vida. La oración del padrenuestro toca la realidad, el hambre, el necesitado, el que sufre porque no tiene trabajo, el que viene cada día pidiendo un mercado, el que nos busca porque no tiene una casa, pero no solo es lo material lo que le estamos pidiendo a Dios-Padre, es la certeza que el da generosamente a todos para ayudar, como lo tienen los programas sociales de la Corporación Organización Minuto de Dios, ayuda humanitaria en diferentes lugares, plan dame una casa, Voluntariado con campañas ecológicas: “siembra de árboles”, “ruta eco-teológica eudista”, “muro verde” y embajadores que ayudan a promover los programas sociales. Al mismo tiempo se ayuda con la economía circular del banco de ropas para el cuidado del planeta, ahorrando y cuidando el planeta.

 

Por: Pbro. Wilson Javier Sossa López, cjm

Por: Pbro. Wilson Javier Sossa López, cjm

Sacerdote Eudista

 

Encuentra nuestros libros recomendados en:


 

NO TE PIERDAS NADA

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.

ÚNETE A NUESTRA LISTA

Suscríbase a nuestra lista de correo y reciba todas las actualizaciones en su bandeja de entrada de correo electrónico.

Thank you for subscribing.

Dirección de correo electrónico no válida