Guías Homiléticas
 6 marzo / PRIMER DOMINGO DEL TIEMPO DE CUARESMA
/ Dt 26, 4-10 / Sal 90, 1-2.10-11.12-13.14-15 / Rm 10, 8-13 / Lc 4, 1-13 
Del Evangelio según san Lucas  

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y el Espíritu lo fue llevando durante cuarenta días por el desierto, mientras era tentado por el diablo. En todos aquellos días estuvo sin comer y, al final, sintió hambre.
Entonces el diablo le dijo: “Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan”. Jesús le contestó: “Está escrito: ‘No solo de pan vive el hombre’”.
Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo: “Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me ha sido dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo”. Respondiendo Jesús, le dijo: “Está escrito: ‘Al Señor, tu Dios, adorarás y a Él solo darás culto’”.
Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: ‘Ha dado órdenes a sus ángeles acerca de ti, para que te cuiden’, y también: ‘Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece contra ninguna piedra’”. Respondiendo Jesús, le dijo: “Está escrito: ‘No tentarás al Señor, tu Dios’”.
Acabada toda tentación, el demonio se marchó hasta otra ocasión.  
      

Palabra del Señor

PROFESIÓN DE FE DEL PUEBLO ESCOGIDO

Tenemos aquí la profesión de fe israelita, el credo que está enmarcado en lo referente al santuario. Y es curioso notar cómo en este credo hebreo (Dt 26, 5ss), faltan nombres tan importantes como los de Abrahán, Moisés, Josué, y sobre todo no se dice nada de la alianza y de la entrega de la ley sobre el Sinaí.

Dentro de las ceremonias cultuales, qué hacían los israelitas en aquella época, la primera era ofrecer los primeros frutos de la tierra que Dios le da en posesión para que esta manera una vez habiten en ella tengan esos gracias y las bendiciones; y la segunda es la presentación de los diezmos trienales.  Se va a tomar la primera ofrenda, por la primera ceremonia frente a las primicias, la descripción de la ceremonia aparece dos (2) veces en forma diferente, también hay una doble declaración un poco más sencilla y elaborada, era la mejor antes que se menciona en ese texto es Jacob el antepasado común de los israelitas se les llama así por las conexiones con las regiones extranjeras, su madre Rebeca era de Alan y él mismo estuvo allá 14 años sirviendo a su tío materno, un hombre errante en situación de desamparo y riesgo carece de tierra y de los derechos que vienen con la posesión de la tierra y a pesar de eso Dios lo hizo padre de un pueblo numeroso al que luego liberó de la esclavitud para darle posesión una tierra donde mana leche y miel.  Este texto recoge la oración de los hebreos al hacer la ofrenda de las primicias. La presentación de los primeros frutos a la divinidad es un rito de significado naturalista y agrario. Más tarde se les da un nuevo significado en relación con la elección divina del pueblo, con la liberación de Egipto y la entrada en la tierra prometida. El ofrecimiento de las primicias a Dios, como lo mejor de las cosechas, reconoce la acción salvadora de Dios con Israel, y santifica la misma cosecha, que le pertenece a Dios, lo mismo que los hombres y animales, cuyos primogénitos también le son consagrados (Ex 13, 11ss).

La ofrenda de las primicias de una fiesta eminentemente agrícola lo de la hermosura de esa celebración de fe está sobre todo contenida en el capítulo 26 del 5 al 10 donde se le forma radicalmente la fiesta la ofrenda ya no es referida al ritmo de la naturaleza y tampoco a un Dios inmanente a ella sino acontecimientos históricos y al Dios que lo lleva a cabo con mano fuerte y un brazo extendido, es interesante que nosotros en este capítulo y en estos versículos que leemos este domingo tengamos este bloque de leyes el código que se refiere al culto de Israel para dar la gloria del señor algunos hablan del culto religioso otros hablan de una colección de leyes religiosas-culturales y humano-sociales.

PROFESIÓN DE FE DEL QUE CREE EN JESUCRISTO

San Pablo nos expresa como los judíos no tienen excusa para invocar a Cristo como Señor. Si la ley de Moises, donde manifiesta la voluntad de Dios, la fe en Cristo, abre el camino para llegar por una ruta segura a Dios.

EL ESPÍRITU LO FUE LLEVANDO POR EL DESIERTO MIENTRAS ERA TENTADO

Un gran signo y realidad en nuestra vida y las lecturas del Domingo, es el desierto como lugar y espacio de silencio. En el desierto fue tentado el pueblo de Israel, en el desierto fue tentado a Jesús. El desierto, tiene connotaciones positivas y negativas, a veces puede ser una comarca desolada habitada por demonios o fieras salvajes; Jesús es presentado como subyugando los poderes hostiles y vive como un nuevo Adán en perfecta armonía con las fieras. Pero el desierto, es también, según la tradición profética el lugar donde Dios debe de enamorar nuevamente a su pueblo como los días de su juventud (Oseas 2), Israel seguía fielmente al Señor, atravesó el desierto, después de la salida de la esclavitud de Egipto, bajo la influencia de los textos proféticos, muchos judíos esperaban la aparición del Rey mesiánico en el desierto. Lucas, así mismo utuliza el género literario y poético, donde hablará de la llegada de una nueva etapa en la historia, a través, de los hechos que están sucediendo. 

Aunque san Lucas no perteneció al grupo de los doce apóstoles, tuvo una gran influencia en su forma de pensar en la misma cultura naciente del cristianismo en medio del mundo pagano. Nació fuera de Palestina, en Antioquía de Siria. Parece que era médico de profesión y fue compañero de viaje de Pablo en varias ocasiones. De sus escritos se nota, según los expertos, que poseía una buena cultura helénica. Y desde luego -eso lo vemos todos, aunque no seamos especialistas- es un buen «narrador». Basta recordar cómo relata la parábola del hijo pródigo y el viaje de ida y vuelta de los dos discípulos de Emaús. Lucas escribió dos libros: el Evangelio y los Hechos de los Apóstoles. En la introducción al primero dice cuál ha sido su método. Al no haber conocido los hechos de primera mano, «como los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra». En fin, estamos ante un Jesús plenamente humano que tendrá que atravesar por la tentación, que es lo más importante en el día de hoy: reconocer que su enseñanza nos ayuda a vencer todo tipo de tentaciones.

JESÚS VENCE LA TENTACIÓN

La principal tentación de Jesús es no encontrar sentido a  su misión.  Jesús vence, donde otros caen. El diablo cumple su función en el contexto del deseirto, quiere apartar a Jesús de su misión salvadora. Jesús lo vence porque su fuerza radica en la oración, no sólo con argumentos sino con su experiencia espiritual.   Jesús, se dirige, decididamente al desierto para enfrentarse al adversario y salir vencedor de la triple prueba.

En este domingo detallamos las tres (3) tentaciones o pruebas.

La primera es el pan, querer convertir una piedra en pan,  es la primera tentación caracterizada por el hambre, como aspecto esencialmente biológico, esto es el placer, como la necesidad imperiosa que todos tenemos de comer, que todos los seres humanos experimentamos,:el hambre. Solamente Jesús, acude a la fuerza la palabra de Dios, para superar esta tentación. «Dile a esta piedra que se convierta en pan». La tendencia del hombre es el camino más fácil, es cortar caminos o buscar atajos para lograr sus objetivos. Pero esto poder de querer saciar  el hambre, es el hambre (de sed de justicia, de verdad…) de este mundo ¿será insaciable? No podemos dar una respuesta rápida y fácil, lo que sí sabemos es que no podemos nosotros tentar a Dios, a veces queremos la respuesta rápida a los problemas que nos aquejan, con el fin, a veces, de un lucro personal y egoísta; por eso, es importante salir de nuestros intereses personales y empezar a pensar en la comunidad, como el bien común, no solo saciar el hambre de uno, sino pensar en saciar el hambre de muchos.  

La segunda; «todo esto te daré si te arrodillas ante mí». El poder de poseer, está siempre en búsqueda de poseer el orgullo, la soberbia.  La segunda tentación es la idolatría así como se adoro en el Antiguo Testamento el becerro de oro, hoy el adversario es mentiroso, porque es el príncipe de la mentira, -nos dice San Juan- el tentador asegura que el poder no lo tiene por derecho propio sino que lo ha recibido de otro, indirectamente a esta referencia, sí se hace alusión a un Dios quién es el dueño de todo; sin embargo el adversario es el príncipe de la mentira y quiere fundamentar esta duración en retar a Dios, como quien dice, como por arte de magia, lo llevo a un lugar muy alto y le mostró en un instante todos los reinos de la tierra, esto es, como quien dice todo esto será tuyo sí me adoras, es una tentación muy fuerte para Jesús, que podría ser para nosotros hoy, un estimulo de seducción y atracción inclusive que nos quiera hacer caer, pero esto es ilusión esto es falso y seguramente nosotros no queremos tan fácil cómo responde Jesús con el Deuteronomio 6 v. 13, dónde nos dice que debemos adorar al Señor tu Dios y solamente a un Dios adorarás… aunque el tentador también emplea palabras para tentar a Jesús, Él responde más allá de la magia diciendo que el verdadero significado es adorar al señor en Espíritu y Verdad; como quien dice, nada ni nadie puede manipular a Jesús Y Jesús vence la manipulación a través del cumplimiento de la voluntad del Padre en su vida.

La tercera, desde lo más alto del Templo de Jerusalén: «tírate de aquí abajo y los ángeles cuidarán de ti». De todas sale vencedor Jesús. Estamos ante un cuadro un poco complejo, aquí la tercera tentación, se refiere al deseo de poder y de gloria humana, tal vez todos quisiéramos que nos aplaudieran, que nos felicitaran y ahí viene entonces la situación a terminarse un poco más difícil, porque lo lleva justamente a un lugar importante que es el templo, inclusive la propuesta era que se arrojará desde “el pínaculo” hasta la explanada del templo, pasa por la parte más alta del templo, hay una gran diferencia en las otras tentaciones, aquí el tentador, utiliza el templo como lugar sagrado, para manifestar sus ansias del poder, mire bien, qué es importante confrontar, qué está pasando con el triunfalismo del poder político y militar hoy en día, o con la fuerza económica, o la  fama y el reconocimiento popular, todos quisiéramos gozar de poder, disponiendo las comodidades y placeres para tener poder, además para Jesús es claro responderle que no tentarás al Señor tu Dios, qué importante anotar que todo lo humano es pasajero, por eso es importante en este contexto, el tema y la propuesta de tentar a Jesús, diciendo, tírate de aquí porque está escrito: “ordenarás  a tus Ángeles que te protejan y te lleven en sus brazos… Jesús vence la prueba y nos enseña que no podemos tentar a Dios con la mentira.

No es malo ser tentado, sino caer en la tentación. ¿Qué hace Jesús? vence la tentación con la misma Palabra de Dios, como la manera de superar las pruebas, las tentaciones, las situaciones complejas de la vida que a veces nos superan… nos ayuda a tener la fortaleza para vencer el mal, porque el mal quiere cerrarnos los caminos para que nos desesperemos y nos veamos vencidos por la tentación, pero Jesús vence al mal y nos enseña que es posible vencerlo y hacer la voluntad de Dios en la vida.

CAMINO SINODAL

Los caminos de Dios son distintos de los caminos del hombre. El hombre busca eficacia, seguridad, claridad, dominio temporal; como los judíos del tiempo de Cristo. Pero Dios esta en el fondo de todo. Los caminos de Dios son caminos de pobreza, servicio y cruz, los mismos que siguió su Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Contrasta el actuar de Cristo, un hombre sencillo y humilde durante toda su vida, nos enseña a nosotros a ser lo mismo, no caer ante la tentación porque la fuerza no radica en los talentos humanos, ni en el conocimiento humano, sino en la entrega confiada al Señor, esto contrasta con el modo de conducirse el hombre actual, nosotros quisiéramos respuestas prontas y rápidas; pero, Dios tiene su propia forma de actuar. A veces, escuchamos a muchas personas que dicen una frase que deberíamos discernir: “el tiempo de Dios es perfecto”, pero me parece que esto es algo mas complejo, porque nosotros hacemos planes, tenemos un proyecto de vida a corto, mediano y largo plazo, pero Dios tiene un plan perfecto, nosotros hacemos muchos  planes, pero Dios se sonríe de esos planes. Algo así paso en el re-encuentro de Jesús con María su madre: “acaso no sabes que yo sigo la voluntad de mi Padre”.  Mis planes no son tus planes, porque los planes de Dios para san Lucas, hacen parte de la historia de la salvación dividida en tres tiempos: el AT, hasta la llegada del Bautista; el tiempo de Jesús, el central; y el tiempo de la Iglesia, que continúa la misión de Jesús hasta el final de los siglos. Entre el evangelio y los Hechos de los Apóstoles, hay una dinámica unitaria: el evangelio es la «subida» desde Galilea a Jerusalén, donde Jesús termina su misión con la Pascua; mientras que los Hechos son el inicio de la misión de la Iglesia, la «bajada» de Jerusalén a todo el mundo, hasta Roma. Esto es, los planes de Dios son perfectos, porque nos llevan a su mismo destino en la oración del padre Nuestro, observamos detenidamente que el reino de Dios está entre nosotros, “venga a nosotros tu reino”.

La vida cristiana es una síntesis de pruebas, tentaciones, subidas y bajadas, para san Lucas, es el seguimiento mismo de Jesús con rasgos típicos como el camino con todas sus dificultades, la vigilancia, la oración, el buen uso de las riquezas y la alegría. 

EN EL AÑO JUBILAR DEL CORAZÓN

El papa Francisco nos dice que la ternura es dinámica: “es un movimiento que parte del corazón..”, para san Juan Eudes el lenguaje del amor es el corazón. Cunado insiste en el don del Corazón: “Jesús nos da su corazón para que sea nuestro corazón”. (Eudes, Juan, El Divino Corazón de Jesús, Uniminuto, P. 11) San Lucas nos mostrará que en el camino espiritual no estamos solos, siempre tenemos a alguien: un guía, un maestro, un confesor, un amigo de camino, un formador… es más Lucas nos habla de la Virgen María, como la mejor discípula que supo caminar y acompañar a Jesús, la madre y maestra del ejemplo, la que se puso a disposición de Dios su corazón: «hágase en mí según tu palabra» y entonó llena de alegría el cántico del Magníficat como camino contraste de la opresión y la marginalidad. Con actitud humilde y sencilla, la dinámica de la ternura, el papa Francisco nos dice: “que la ternura es el lenguaje de los pequeños, de quien necesita al otro: un niño quiere y conoce al papá y la mamá por las caricias, por la mirada, por la voz, por la ternura”, tal vez el mundo de hoy necesita amor expresado en la ternura. “El papa lo llama los tres lenguajes: el racional, el lenguaje del corazón que involucra todo el ámbito afectivo de la persona y finalmente el de las manos, o sea el acto operativo concreto del gesto de la ternura. De esta manera se llega a la coherencia entre el discurso y lo que se piensa, siente y actúa. En un término donde convergen lo humano y lo sobrenatural, que juntos llevan a descubrir la realidad y la transforman”. (Francisco, Misericordiae Vultus, Bula de apertura del Jubileo extraordinario de la misericordia, 11 de Abril 2015, N.6 y un encuentro post-sinodal con los jóvenes. Pontificio Collegio Internazionale “Maria Mater Ecclesiae, 19 de Marzo 2018). En san Lucas aparece María en verdad, como paradigma, prototipo y modelo del camino para nosotros los seguidores de Cristo. Sigue siendo un reto superar las tentaciones en medio de propuestas fáciles que ofrece el mundo.

TEMATICAS DE LAS LECTURAS DE ESTOS DOMINGOS DE CUARESMA 

1 de Cuaresma

Dt 26,4-10 Profesión de fe del pueblo escogido

Rm 10, 8-13 Profesión de fe del que cree en Jesucristo

Lc 4,1-13 El Espíritu lo fue llevando por el desierto mientras era tentado

2 de Cuaresma

Gn 15, 5-12.17-18 Dios hace alianza con Abrahán, el creyente

Fil 3,17 – 4,1 Cristo nos transformará, según el modelo de su cuerpo glorioso

Lc 9, 28b-36 Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió

3 de Cuaresma

Ex 3, l-8a.13-15 «Yo soy» me envía a vosotros

I Co 10,1-6.10-12 La vida del pueblo con Moisés en el desierto fue escrita para escarmiento nuestro

LC 13,1-9 Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.

4 de Cuaresma

Jos 5,9a. 10-12 El pueblo de Dios celebra la Pascua, después de entrar en la tierra prometida 2Co 5,17-21 Dios, por medio de Cristo, nos reconcilió consigo

Lc 15, 1-3.11-32 Este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido

5 de Cuaresma

Is 43,16-21 Mirad que realizo algo nuevo y apagaré la sed de mi pueblo

Fil 3,8-14 Por Cristo lo perdí todo, muriendo su misma muerte

Jn 8, 1-11 El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra

Por: Pbro. Wilson Javier Sossa López, cjm 
Sacerdote Eudista

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.


Sigue mi blog

[jetpack_subscription_form subscribe_placeholder=»Dirección de correo electrónico» show_subscribers_total=»true» button_on_newline=»false» custom_background_button_color=»#0032a3″ custom_font_size=»16px» custom_border_radius=»0″ custom_border_weight=»2″ custom_border_color=»#0032a3″ custom_padding=»15″ custom_spacing=»5″ submit_button_classes=»no-border-radius has-16-px-font-size has-0032-a-3-border-color has-text-color has-white-color» email_field_classes=»no-border-radius has-16-px-font-size has-0032-a-3-border-color» show_only_email_and_button=»true» success_message=»Success! An email was just sent to confirm your subscription. Please find the email now and click ‘Confirm Follow’ to start subscribing.»]

Encuentra nuestros libros recomendados en:


NO TE PIERDAS NADA

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.