SANTIAGO ALBERIONE: EL APÓSTOL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL


Pablo VI lo llamó “una maravilla de nuestro siglo”, otros dijeron que era “el industrial del Evangelio”. Con solo treinta años, cuando era director espiritual del seminario de Alba en el Piamonte italiano, fundó su primera congregación religiosa y a su muerte dejó cinco en total, más cuatro institutos adscritos y la Unión de Cooperadores Paulinos. Hablemos del Beato Santiago Alberione, nacido el 4 de abril de 1884 en San Lorenzo di Fossano (Cúneo-Italia) en una familia de agricultores. Ingresó en el seminario de Bra a los doce años y luego, tras superar una crisis que le había hecho regresar a su familia, fue al seminario de Alba donde completó sus estudios de filosofía y teología, recibiendo la ordenación sacerdotal el 28 de junio de 1907.

Fundó la Pía Sociedad de San Pablo

Después de obtener la licenciatura en teología en Génova, tras ejercer durante ocho meses su ministerio como vicepárroco en la parroquia de San Bernardo de Narzole, fue nombrado director espiritual del seminario diocesano por su obispo Mons. Re, desempeñando este cargo hasta 1920, cuando pudo dedicarse por completo al Instituto que había iniciado en 1914 para el apostolado de la buena prensa, la Pía Sociedad de San Pablo.

Esa iluminación que tuvo ante Jesús eucaristía

Su proyecto había madurado después de una especial “iluminación” desde arriba en la noche del 31 de diciembre de 1900 a principios de los siglos XIX y XX: para esa ocasión se había previsto una hora de adoración para toda la Iglesia después de la misa de medianoche, rezando según las intenciones del Papa León XIII. Nuestro seminarista, de apenas diecisiete años, no se limitó a una hora, sino que permaneció de rodillas en la catedral de Alba durante cuatro horas. Un pensamiento lo atormentaba desde ese momento: hacer algo por el Señor y los hombres del nuevo siglo con los que viviría. Alberione pensaba en una “organización de escritores, técnicos, libreros, comerciantes católicos” (así lo relató en 1953), en la que era necesaria la contribución de los laicos.

Un apostolado nuevo para la Iglesia

En 1913 Monseñor Re, obispo de Alba, le llamó para dirigir el semanario diocesano Gazzetta d’Alba, entonces el Beato Alberione compró la propiedad del periódico y creó la Escuela tipográfica Pequeño obrero, el primer núcleo de lo que habría sido la Pía Sociedad de San Pablo, pero por precaución con las autoridades eclesiásticas y civiles le puso el primer nombre. A esta, entretanto, se habían añadido las primeras Hijas de San Pablo. Sobre el apostolado de la imprenta, el P. Alberione decía: “Las máquinas (imprentas) son púlpitos, las salas son como iglesias, los obreros los predicadores”. Los libros impresos por los “Pequeños Obreros” fueron entonces difundidos por las Hijas de San Pablo a través de la llamada “Propaganda de la Buena Prensa”, que iba a ser su insignia.

En la Navidad de 1931, fueron ellos quienes editaron el primer número de Familia Cristiana, que más tarde se convirtió en el semanario católico más popular de Italia y que alcanzó el millón de copias semanales. Después de 1924 nacieron, junto a las Hijas de San Pablo también las Pías Discípulas del Divino Maestro, las Hermanas de Jesús Buen Pastor (Pastorcitas), y en 1957 las Hermanas Apostolinas para la Promoción Vocacional y los Institutos “agregados” (Jesús Sacerdote, San Gabriel Arcángel, María Santísima Anunciación y Sagrada Familia, así como la Asociación de Cooperadores Paulinos).

El panegírico de Paulo VI

El 28 de junio de 1969, reconociendo el extraordinario desarrollo de las obras del Beato Alberione, Pablo VI le confirió el honor de Pro Ecclesia et Pontifice, diciendo entre otras cosas: “Nuestro padre Alberione ha dado a la Iglesia nuevos instrumentos para expresarse, nuevos medios para dar vigor y amplitud a su apostolado, nueva capacidad y nueva conciencia de la validez y posibilidad de su misión en el mundo moderno con los medios modernos”.

Hay que decir que en esa época las producciones cinematográficas en la Sociedad de San Paolo eran muy activas, se produjeron entre otros títulos el famoso Pinocho dirigidoi por Comencini con las interpretaciones de Nino Manfredi y Gina Lollobrigida. El Papa añadió entonces: “Surge espontáneamente una pregunta: ¿cómo se estableció la Pía Sociedad de San Pablo de manera tan conspicua y en un tiempo relativamente corto? La respuesta nos parece fácil, aunque sigue estando llena de secretos, los secretos de las obras del Reino de Dios. Dos factores, nos parece, han contribuido a obtener este magnífico resultado que otros prometen: dos voluntades, la de hombre y la de Dios, la del siervo humilde y fiel y la de la voluntad paterna y pródiga del Señor…”.

La Familia Paulina en el mundo

Hoy en día los religiosos y religiosas de la Familia Paulina tienen obras en todos los continentes. Están presentes en la edición católica con la vasta producción de libros de las Ediciones San Pablo, así como los periódicos Pan de la Palabra, El Domingo, Pan de la Palabra para niños y Celebremos el Domingo para niño. Igualmente han crecido en su presencia en las redes sociales y en el mundo digital a través de cursos virtuales, conferencias, y servicios religiosos ofrecidos a través de la radio y la televisión.

Beatificado en 2003 por Juan Pablo II

El P. Alberione murió en Roma el 26 de noviembre de 1971 y fue beatificado por Juan Pablo II el 27 de abril de 2003. Antes de él, en 1989, había sido beatificado el P. Timoteo Giaccardo, uno de los primeros colaboradores del Fundador y primer sacerdote paulino, que había sido ecónomo de la Casa Madre de la congregación en Alba y en 1926 había abierto la primera “sucursal” del Instituto en Roma, cerca de la Basílica de San Pablo; allí donde el Beato Alberione, después de construir el gran templo dedicado a San Pablo en Alba, erigió el dedicado a María Reina de los Apóstoles cumpliendo así el voto de fe hecho a Dios y a María de construir una Basílica si los paulinos salían ilesos de la Segunda Guerra Mundial.

Por: Equipo Paulino

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Sigue mi blog

Únete a 204 seguidores más


Encuentra nuestros libros recomendados en:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: