LA TRINIDAD: UN TEMA CATEQUÉTICO


Para muchos catequistas, la Trinidad es un concepto difícil, creado por los estudiosos, que poco le interesa al pueblo. A pesar de que hablan de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, no siempre los catequizandos perciben la unidad total que existe entre las tres personas divinas.

Algunos catequistas incluso tienen miedo de hablar de la Trinidad. Como se trata del gran Misterio de la fe, que no puede ser plenamente traducido en palabras, ¡piensan que incluso está prohibido hablar de este tema!

Es bueno recordar que misterio no es lo mismo que misterioso…

Con eso, algunos catequistas no comprenden la divinidad de Jesús y del Espíritu Santo. Para muchas personas, Jesús no pasa de ser un “santo fuerte”, como san Antonio o santa Marta…

LA TRINIDAD ES UN MISTERIO DE AMOR

Por consiguiente, más importante que hablar de la Trinidad, es vivirla en las relaciones diarias: en la alegría, en el amor, en la búsqueda de la justicia y de la paz.

SUGERIMOS TRES PASOS PARA ABORDAR EN LA CATEQUESIS EL TEMA DE LA TRINIDAD:

  • 1- El primer paso es ayudar al catequizando a hacer la experiencia del amor de Dios.

Sentimos ese amor al contemplar la creación, obra de las manos de Él; al experimentar la ternura del padre, de la madre, de los amigos; al sentir sed de justicia y de paz.

  • 2- El segundo paso es mostrar señales de la presencia de la Trinidad en la realidad en la que los catequizandos viven.

¿Dónde es recordada y vivida hoy la Palabra de Jesús? ¿Dónde está actuando el Espíritu Santo? ¿En qué momentos sentimos la fuerte presencia del Padre en nuestras vidas? Así, el catequizando descubre, en su realidad social, las señales del paso de la Trinidad.

  • 3- El tercer paso es mirar la Historia de la Salvación.

¿Cuál es la misión de Jesús entre nosotros? ¿Quién es el Padre de Jesús? ¿Cómo continuar hoy la misión de Jesús?

AFECTIVIDAD DE LOS CATEQUISTAS

También los catequistas pueden vivir la dimensión del amor de la Trinidad en sus relaciones personales. Ellos, además, necesitan amar y ser amados.

Las personas desean ser conocidas, comprendidas y amadas. Este deseo está en los catequizandos y en los catequistas. Todos quieren sentirse aceptados dentro de un grupo, lugar en el cual puedan tener fraternidad, cariño, protección, seguridad, solidaridad y valoración de cada uno.

En este ambiente de afecto, alegría, solidaridad y receptividad se desarrolla la dimensión afectiva de la persona.

Muchas veces deseamos renovar nuestra catequesis con nuevos métodos y nuevo lenguaje, sin tener en cuenta esta exigencia de la persona.

La catequesis afectiva es aquella que, motivada por el amor, conoce siempre mejor a cada catequizando, y lleva la catequesis hasta su familia por el camino del afecto, de la comunicación, de la compresión y de la paciencia. En esta forma el catequista revela el mensaje de Jesús a los catequizandos, que son amados por el mismo Jesús.

La catequesis afectiva no es sólo para los niños y adolescentes que son los que más carecen de afectividad. Es necesario también desarrollarla en todas las otras edades en un ambiente de amor y afecto y esto permite hablar mejor de la Trinidad: comunidad de amor.

¿CÓMO REALIZAR UNA CATEQUESIS AFECTIVA?

La catequesis afectiva sólo se realiza en pequeños grupos, donde todos se conocen por su nombre, descubren el modo de ser de cada uno, sus dones y sus limitaciones. Tratan de conocer las familias de los catequistas y de los catequizandos, y forman un grupo familiar de evangelización.

En este grupo pequeño se usa el lenguaje del corazón. Los contenidos de la catequesis se transmiten a partir de la sintonía provocada por la amistad, la comprensión, la comunicación y el afecto.

Cuando la dimensión afectiva se valora, los encuentros catequéticos se vuelven más agradables, incluso en el caso de que no se utilicen recursos pedagógicos, pues la mejor pedagogía es la pedagogía del corazón.

Existe siempre la preocupación de hacer feliz a la persona, estimulando su realización personal y comunitaria, en la vivencia cristiana.

Todo esto nos lleva a creer en el amor de Dios, nuestro Padre, que ha sido revelado en Jesucristo. Dios es amor. Si hemos sido creados a su imagen y semejanza, fuimos también hechos para el amor.

A través del catequista, el catequizando podrá conocer a ese Dios que nos ama, lleno de bondad y afecto; un Dios misericordioso que nos perdona siempre.

El catequista, buscando crecer en la experiencia de Dios, contempla la naturaleza, la creación maravillosa de Dios y lleva a sus catequizandos a admirar también esta naturaleza en el silencio, en la reflexión y en la oración.

Esta contemplación lleva al catequista a mirarlo todo lo que lo rodea con los ojos de Dios. En todo acontecimiento él siente la presencia de Dios amor.

Para encontrar a Dios en los acontecimientos se hace necesario encontrarlo dentro de nosotros mismos, para sentir su presencia amorosa que nos hace felices.

Como recursos el catequista puede usar la expresión corporal, el canto, el juego, el arte, las entrevistas, la narración de las experiencias en familia, etc.

Es de gran importancia en la catequesis la experiencia de oración y no solamente la repetición de algunas oraciones conocidas. La oración puede ser silenciosa o expresada en cantos, símbolos, dibujos, gestos. Lo que vale es nuestro contacto con Dios que conversa con nosotros y nos ama.

CONVERSANDO Y RESPONDIENDO:

  • Como catequistas, ¿hacemos la experiencia del amor de Dios, tratando de descubrir su presencia en lo más íntimo de nuestro ser?
  • ¿Cómo transmitimos a nuestros catequizandos la imagen de Dios amor?
  • Observen a sus catequizandos (niños, adolescentes, jóvenes y adultos) y descubran sus necesidades, sentimientos y deseos.

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Sigue mi blog

Únete a 204 seguidores más


Encuentra nuestros libros recomendados en:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: